Saltar navegación e ir a la zona del contenido

Ayuntamiento de Fuenlabrada

Tú haces Fuenlabrada


Tu ciudad· Historia de Fuenlabrada

Orígenes


Las primeras noticias exactas de Fuenlabrada nos llegan doscientos años después de su fundación y se las debemos a un ambicioso proyecto realizado en el último tercio del siglo XVI por iniciativa del rey Felipe II.

Todas las ciudades, villas y aldeas reciben una real orden que obliga a responder un extenso cuestionario acerca de todo lo relativo a la historia, geografía, economía, demografía, costumbres..., se trata de las Relaciones histórico-geográficas de los Pueblos de España. Con los numerosos datos que recaba el mencionado cuestionario se tomó una radiografía exacta de la Fuenlabrada del siglo XVI. El documento más antiguo que existe en el Ayuntamiento data del año 1571 y es una pragmática tasando los precios del trigo, la harina y el pan cocido.

También por estas relaciones histórico-geográficas se sabe que la historia del origen de Fuenlabrada viene de las repoblaciones que en el siglo XII hacían los reyes castellanos cuando iban conquistando pueblos y ciudades. De hecho, Fuenlabrada nace de aldeas como Loranca y Fregacedos que luego fueron repobladas con una decena de familias; más tarde, hacia el siglo XIV, tuvieron que desplazarse hasta lo que es hoy el casco viejo de Fuenlabrada por la hostigación de aldeas vecinas que les robaban el agua, el ganado y hasta la comida.

El siglo XIV va a ser, en rasgos generales, muy nefasto para las pequeñas comunidades como la de Fuenlabrada por las numerosas crisis que confluyen: crisis demográfica por los efectos de la peste negra; crisis económica por el alza de precios; crisis monárquica por la fratricida lucha entre Pedro I y Enrique II; crisis de autoridad por el belicoso antagonismo de los grupos nobiliarios; y crisis religiosa provocada por el traslado de la sede pontificia a Avignon.
Fotografía antigua de la Fuente de Fregacedos
Fuente de Fregacedos

El nombre de Fuenlabrada, según los documentos históricos del archivo municipal señalan que "al primer capítulo respondieron los dichos Pedro Montero e Juan Holgado ­vecinos del pueblo escogidos para responder al cuestionario referido anteriormente­ que este pueblo se dice Fuenlabrada, porque cerca de el, hay una fuente vieja, que esta labrada a cal y canto, e que es opinión que la hicieron los moros, e por esta causa se llama el pueblo así."
Los primeros habitantes del lugar acudían a calmar su sed a la fuente de Fregacedos, que estaba situada en lo que se conoce en la actualidad como el barrio de Nuevo Versalles-Loranca.

Privilegio

Otro de los aspectos que añaden cierta particularidad a la historia de Fuenlabrada nos los describe la pluma del licenciado Martín Espinosa, corregidor de esta villa del rey Felipe II, en la que destaca el disfrute del privilegio de los Reyes Católicos (en que mandan que no se puedan aposentar en este pueblo ninguna gente de armas, ni soldados, ni los puedan llevar a ninguna guerra ni ballestería, ni sacar del pueblo ninguna cosa contra la voluntad del pueblo, el cual se dio porque este pueblo a servido e sirve a la caballeriza de su Magestad). Dichos privilegios estuvieron en vigor hasta el siglo XIX, a veces, entablando largos y costosos pleitos que finalmente reconocían sus derechos.
 

© 2006 Ayuntamiento de Fuenlabrada
Plaza de la Constitución nº 1 - Fuenlabrada (Madrid) - DP:28943
Teléfono: 91 649 70 00
Accesibilidad

Conforme XHTML 1.0 | CSS 2.0

RSSWeb Accessibility Initiative - AARed Rescata